967 341 642

Odontopediatría

Clínica Dental en Almansa y Yecla

Es la disciplina de la odontología que se ocupa de tratar a los niños desde que nacen hasta que ya no necesitan de este manejo especial, que suele ser en la adolescencia. Los niños son diferentes de los adultos tanto en su comportamiento como en sus características orales, y además están en continuo desarrollo.

A nivel dental, los dientes de leche son distintos de los dientes permanentes y aunque padecen las mismas enfermedades, a veces se solucionan con técnicas distintas, como la ART y se usan materiales diferentes, como los materiales bioactivos o las coronas de acero.

 

Hay que tener en cuenta factores como la edad del niño, la evolución del recambio dental, o la gravedad de la enfermedad dental para decidirse por un tratamiento u otro, lo cual requiere un conocimiento muy específico de la boca de los niños.

Además, el éxito del tratamiento dental está directamente relacionado con el comportamiento del niño en el sillón dental, siendo más fácil que un tratamiento fracase si el niño no colabora. Por eso también se necesita un especialista en el manejo de su conducta, que cambia dependiendo de la personalidad del niño, de su edad, de experiencias previas, de cómo su entorno afronta la visita al dentista, etc…

El odontopediatra también se ocupa de la salud oral de los niños con capacidades distintas, alteraciones de desarrollo, síndromes y otras situaciones que necesiten un manejo muy específico, como el TDAH o el TEA.

 

La odontopediatría es importante porque además de evitar dolor a los niños, y solucionar sus problemas orales, también intenta que esos niños cuando sean adultos tengan una boca sana y una relación con el dentista libre de estrés.

Prevención

La caries es una enfermedad que se produce por un desequilibrio en nuestra boca, y se manifiesta produciendo lesiones de caries, que son la destrucción de la estructura de los dientes. Aunque nosotros restauremos estas lesiones, volverán a aparecer si no buscamos las causas de ese desequilibrio y las solucionamos.

 

Hay personas que son más proclives a padecer lesiones de caries que otras. Los programas de prevención de caries se encargan de descubrir cuáles son los factores que favorecen el desarrollo de esta enfermedad y qué factores  nos protegen contra ella de forma individualizada. Así, realizando una serie de pruebas y de test podemos saber el riesgo de un paciente para padecer caries y disminuir ese riesgo mediante la modificación de sus hábitos.

La prevención de caries comienza con la detección precoz, hay que empezar sobre todo en los niños pera desarrollar hábitos que se mantengan durante toda la vida. Se debe acudir al odontopediatra desde la salida del primer diente para identificar el riesgo de caries de ese niño, informar a los padres de como cepillar los dientes y de otras medidas para que ese niño no desarrolle lesiones de caries en un futuro, y sea una persona con la boca sana durante toda su vida.

 

También es importante en el resto de grupo de edad, ya que la caries es una enfermedad muy frecuente en toda la población, siendo la causa, junto con la periodontitis, de la pérdida de piezas dentales, provocando problemas de infección, de dolor, problemas estéticos, de halitosis, etc… que se pueden evitar mediante una buena prevención individualizada.