CONSEJOS

Consejos salud bucodental

¿Quieres saber cómo mantener una correcta higiene bucal? Aquí te dejamos una serie de consejos con los que descubrirás cómo cuidar tu boca para conseguir una boca sana y bonita.

Uso del cepillo eléctrico

¿Utilizas cepillo dental eléctrico?
Divide tu boca en cuatro secciones para no olvidarte de ninguna zona y sigue siempre el mismo orden. Mantén el cepillo en línea con las encías (más o menos en un ángulo de 45º). No ejerzas demasiada presión para evitar que sangren tus encías.


¡Y no te olvides de la lengua!

Uso del cepillo manual

¿Utilizas cepillo de dientes manual?
Lo primero a tener en cuenta para una corriente higiene bucal es invertir al menos 2 minutos en el cepillado (30 segundos por zona). Practicaremos movimientos cortos y circulares, siendo importante alcanzar la totalidad de las piezas dentales. El siguiente paso será cepillar las superficies masticatorias y para realizar este proceso deberemos aguantar el cepillo de forma plana realizando movimientos hacia atrás y adelante.


Muy importante cepillar las encías y la lengua, los lugares donde se aloja más placa bacteriana.

Pérdida de una pieza dental

La pérdida de una pieza dental es un problema que no sólo afecta a tu boca a nivel estético, sino que además ocasiona muchas otras consecuencias. Las encías sufren a causa de que la comida se deposita en el hueco y las encías deben hacer más fuerza para masticar, lo que causa desgaste. Además de afectar a la función masticatoria e incluso a veces al habla.


Por eso la mejor solución es reemplazar los dientes perdidos cuanto antes.

Seda dental

¿Cómo usar correctamente el hilo dental?
Para conseguir una higiene bucal completa se recomienda utilizar hilo dental una vez al día para eliminar placa y restos de comida de lugares a los que no llega el cepillo de dientes.
Utiliza unos 45cm de seda dental dejando unos 2cm para trabajar, sigue la curva de los dientes con cuidado y limpia debajo de la encía sin golpear la misma con el hilo dental.

Implantes dentales

Son una de las técnicas más empleadas para reponer una pieza perdida. Debido a su estructura de titanio de alta calidad se unen al hueso tanto física como químicamente de manera perfecta. Además, no sólo se trata de un método sencillo y eficaz, sino que el resultado final es muy natural.